Comunicados

devesa
13 Octubre 2017

Por segundo año consecutivo, la temporada estival en el Parque Natural de la Devesa se cierra sin incendios

Por segundo año consecutivo no se ha registrado ningún incendio forestal en la Devesa-Albufera durante la temporada estival, lo que supone, en palabras del concejal delegado de Conservación de Áreas Naturales y Devesa-Albufera, Sergi Campillo, “un motivo de satisfacción y, sobre todo, de alegría”. Campillo ha realizado hoy balance de la campaña Voluntariado Ambiental, que se ha desarrollado por segunda vez, organizada por Cruz Roja.

En total han sido 349 las personas que han participado como voluntarios en el programa Voluntariado Ambiental durante 12 fines de semana de julio, agosto y septiembre, coordinadas por Cruz Roja. El concejal de Devesa-Albufera, Sergi Campillo, ha realizado hoy un balance de las actuaciones, acompañado por la vicepresidenta de Cruz Roja de València, Amparo Pérez. Ambos han destacado los resultados de la labor de los voluntarios en la prevención de incidentes, así como en la sensibilización de los y las visitantes del Parque. Como es conocido, el programa forma parte del Plan Integral de Defensa Contra los Incendios Forestales de la Devesa-Albufera, hecho entre las Concejalías de Protección Ciudadana i de Devesa-Albufera.

Este es el segundo año que se pone en marcha el programa, y tanto desde el Ayuntamiento como desde Cruz Roja se ha subrayado la voluntad de prolongar la iniciativa en los próximos ejercicios, incluso ampliando su carácter exclusivamente medioambiental a ámbitos de carácter social. De hecho, ha explicado Amparo Pérez, este año ya han participado jóvenes con medidas judiciales, lo que favorece su integración social, y se pretende ampliar también a personas con diversidad funcional.

Si en 2016 el programa se desarrolló como experiencia piloto, este año la actividad se ha consolidado plenamente. Durante los dos meses y medio que ha estado en vigor, los voluntarios han detectado 728 incidencias, la mayoría de ellas por cuestiones relacionadas con labores de mantenimiento. Tal como han explicado Sergi Campillo y Amparo Pérez, ante las incidencias de carácter urgente, las y los voluntarios se coordinaron con la Policía Local (11 % de los casos), o guardias forestales (el 8 %), que actuaron siempre como referencia y apoyo de su labor.

Las tareas del voluntariado se han concentrado en la vigilancia y control del área, información a visitantes sobre los recursos municipales a su disposición, atención a las irregularidades o incumplimientos de la normativa y realización de encuestas a visitantes, entre otras. Precisamente sobre la opinión de la ciudadanía, el concejal Campillo ha destacado la percepción que se ha detectado sobre las mejoras impulsadas en el Parque Natural respecto al año pasado. “No son datos científicos ni nos llevan a asentarnos en una actitud de satisfacción, pero reflejan que las mejoras que estamos impulsando se notan por parte de las y los visitantes”, ha afirmado el edil.

Para facilitar las tareas del voluntariado, la Devesa se dividió en 3 zonas de norte a sur: la norte, desde la Cruz hasta el cortafuego de la Rambla (una zona más pequeña en superficie pero área de mayor concentración de visitantes); la media, desde el cortafuegos de la Rambla hasta la Gola del Pujol (zona de superficie media y con menor concentración de visitantes en comparación con la norte); y zona sur, que va desde la Gola del Pujol hasta el límite con el Parador de El Saler (más amplia en superficie pero es la que registra una menor concentración de visitantes).

Sergi Campillo ha agradecido la implicación de Cruz Roja en el cuidado medioambiental, y especialmente “a cada una de las personas voluntarias que han dedicado parte de su tiempo a cuidar de nuestro bosque”. “Estamos haciendo un gran esfuerzo en el mantenimiento del Parque Natural de la Devesa y del lago de L’Albufera –ha concluido el delegado– y queremos continuar en la misma línea, con la colaboración de la ciudadanía y las entidades”.